Noé Castañón propone mejorar condiciones laborales y garantizar salud a los médicos pasantes

  • Plantea reformar el artículo 95 de la Ley General de Salud en materia de internado de pregrado.
  • La iniciativa busca también que no excedan las horas de guardia y que reciban asesoría y defensa jurídica en casos de demanda o queja de terceros por acciones relacionadas con el desempeño de sus actividades.

 

El senador Noé Castañón Ramírez del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano plantea, a través de una iniciativa para reformar el artículo 95 de la Ley General de Salud en materia de Internado de Pregrado, que se garantice la salud de los médicos de pregrado, retribuir su trabajo conforme a lo establecido en la normatividad vigente, no exceder las horas de guardia establecidas por la Institución, así como recibir de la Institución de Salud en donde realice el internado de pregrado, asesoría y defensa jurídica en los casos de demanda o queja de terceros por acciones relacionadas con el desempeño de sus actividades.

El legislador ciudadano reconoce que hoy más que nunca ha quedado manifiesta la gran importancia de la labor de los médicos en nuestro país. “Ante la contingencia que se está viviendo en el mundo entero, es el personal médico quien está al frente de esta batalla. Y no solo de ésta, sino de la batalla constante y permanente por preservar la salud de las personas”, manifiesta en el documento.

Asimismo explica que el Internado Médico de Pregrado (IMP), es parte integrante del plan de estudios de la mayor parte de las escuelas y facultades de medicina del país, y se considera como un periodo obligatorio, previo al servicio social e indispensable para que los estudiantes de la carrera de medicina integren y consoliden los conocimientos, teóricos y prácticos, adquiridos durante los ciclos escolarizados previos de la carrera.

Además, añade, para los médicos, el internado de pregrado es fundamental en su formación, ya que representa el acercamiento con los casos clínicos reales y el escenario para aplicar los conocimientos adquiridos, así como adquirir y desarrollar nuevas habilidades necesarias en su vida profesional.

El senador refiere que los médicos en ese grado viven una situación particularmente compleja en virtud de que se desempeñan un doble papel pues son estudiantes en la última fase de su formación y, además, realizan “trabajo” con responsabilidades dentro de un hospital, pero no son asalariados, sino que reciben una “beca” como gratificación por su labor, pese a que las jornadas en ocasiones son extenuantes, “guardias y responsabilidad ante el paciente es la misma que la de un médico adscrito o residente”, asegura.

De la misma forma expone que uno de los principales desafíos en nuestro país, es contar con profesionales de la salud capacitados para atender a la población. Y agrega que según cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en 2016, en México había una tasa de 2.4 médicos por cada mil habitantes. Mientras que el promedio de los países que integran la organización corresponde a 3.0. En México hay 291 mil 596 médicos ocupados, de acuerdo con la última actualización de la Encuesta Nacional de Empleo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía; “una cifra insuficiente para atender a los más de 129 millones de habitantes del país”, indica Noé Castañón.

Lamentó que sumado a lo anterior y en cifras que el Presidente de la República ha dado, México tiene un déficit de 123 mil médicos y existe una alta deserción ocasionada por el precario apoyo a los estudiantes, las guardias excesivas, abusos por parte de los médicos adscritos y las intensas jornadas dobles de estudio y trabajo.

Por lo anterior el senador chiapaneco reconoce la urgente necesidad  de otorgar apoyo y respaldo a quienes ponen su esfuerzo y dedicación para salvaguardar la salud de los mexicanos. “Se trata de un reconocimiento a los médicos internos que laboran día a día en el sistema de salud, y que sin ellos, difícilmente podría subsistir un hospital”, manifiesta.

La iniciativa fue turnada a las Comisiones Unidas de Salud; y Estudios Legislativos, Segunda.