Ley del Seguro Social para ampliar la protección de las mujeres trabajadoras embarazadas

30/ABRIL/2020

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA LEY DEL SEGURO SOCIAL PARA AMPLIAR LA PROTECCIÓN DE LAS MUJERES TRABAJADORAS EMBARAZADAS.

El suscrito Noé Fernando Castañón Ramírez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Movimiento Ciudadano de la LXIV Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1 del Reglamento del Senado de la República y 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
someto a consideración de esta Asamblea la siguiente Iniciativa con Proyecto de decreto por el que se reforma la Ley del Seguro Social para ampliar la protección de las mujeres trabajadoras embarazadas; al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Durante los últimos años, las mujeres han luchado por el respeto pleno de sus derechos, por una igualdad sustantiva y por la no discriminación. Han sumado esfuerzos que han reflejado importantes resultados, por ejemplo, han alcanzado la paridad de género en cargos de elección popular, recientemente lograron que se tipificara la violencia política en razón de género, entre otros muchos avances y transformaciones fundamentales.
A lo largo de la historia las mujeres han sido discriminadas en todos los ámbitos, negándoles la posibilidad de un efectivo disfrute de todos sus derechos de manera igualitaria al hombre. “La desigualdad entre mujeres y hombres representa un desafío al paradigma del estado moderno e impide el logro de uno de sus fines primordiales: acerca de que todos los integrantes de la sociedad disfruten de forma igualitaria sus derechos. Históricamente la desigualdad se ha basado en el hecho de que ser mujer se ha visto y construido socialmente de manera discriminatoria,
circunstancia que, en algunos casos, aún persiste a pesar de que las normas nacionales e internacionales reconocen que hombres y mujeres son iguales y por lo tanto tienen los mismos derechos”

El ámbito laboral no es la excepción, de acuerdo con la Organización Mundial del Trabajo, la discriminación en el empleo y la ocupación es un fenómeno universal y en permanente evolución, señala que en todo el mundo, se niega el acceso al trabajo y a la formación a millones de mujeres y de hombres, perciben bajos salarios, o se ven limitados a determinadas ocupaciones, simplemente por razones basadas en su sexo, color de piel, etnia o creencias, sin que se tengan en cuenta sus capacidades y sus calificaciones. En algunos países desarrollados, por ejemplo, las trabajadoras ganan hasta un 25% menos que sus colegas de sexo masculino por la realización del mismo trabajo.
Un instrumento que sido una herramienta fundamental es el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), ratificado por México en 1961, el cual obliga a los Miembros, promover una política nacional que promueva la igualdad de oportunidades y de trato en materia de empleo y ocupación, con objeto de eliminar
cualquier discriminación.